La vida es un video-juego

Tú vida es igual que un video juego.

El jugador elige el tipo de juego que quiere jugar.

El nivel de dificultad depende de su experiencia.

Las rutas a seguir ya están todas hechas, incluyendo el final, al que ya ha llegado.

Una vez iniciado el juego aparecen distintos retos, y en el camino el jugador encuentra las ayudas (tesoros o herramientas) para superarlos.

Depende la pericia y experiencia bien utilizada para que el jugador llegue a la meta y pase al siguiente nivel.

Lo único que el jugador puede elegir es el juego que quiere jugar y dependiendo de ello, en su camino, encontrará una cosa u otra.

Elige el juego que realmente quieres jugar!

 

Sandra Calisto